Solo sobrevivirán las empresas responsables que apuesten por el desarrollo sostenible

Publicado el día 18 febrero, 2016 · en Responsabilidad Social Empresarial

Solo sobrevivirán las empresas responsables que apuesten por el desarrollo sostenible

Mientras que hasta ahora se ha logrado el compromiso y reconocimiento de la importancia de la responsabilidad social por parte de todos los actores involucrados, el director general de Forética, Germán Granda asegura que “2016 debe ser el año de la acción”. Y es que entre los temas pendientes para este año destaca la ratificación en España del Acuerdo de París sobre cambio climático, la trasposición de la Directiva europea de divulgación de la información no financiera y de la Directiva europea de contratación pública, que incluye criterios sociales y ambientales.

¿En qué situación se encuentra la RSE en España?
La responsabilidad social empresarial está adquiriendo cada vez un lugar más destacado. Por un lado, está obteniendo un reconocimiento por par te de las Administraciones Públicas y España ha desarrollado diversas iniciativas de promoción de la RSE. También los par tidos políticos están abordando este tema de forma cada vez más clara; en el estudio que Forética realizó sobre la presencia de la responsabilidad social en los programas electorales se evidenció que los cuatro principales par tidos por intención de voto incluían la RSE, toda una novedad. En febrero de este año la CNMV lanzó el nuevo Código de Buen Gobierno para las sociedades  cotizadas que elevaba la RSE a los Consejos de Administración. Por otro lado, la CEOE y Cepyme manifestaron que la responsabilidad social empresarial era un requisito para el desarrollo económico de España. Hemos visto también, y se constata en el Informe Forética 2015, que cada vez existe un mayor compromiso con el consumo
responsable y consciente; en el que se premia y castiga las buenas y malas prácticas en materia de gestión ética.

Como respuesta a este contexto, las empresas están abordando los retos de la sostenibilidad, son muchas las compañías españolas que están en la vanguardia en este ámbito y cada vez más las que se van sumando a una gestión estratégica de su RSE.

¿Por dónde cree que pasa la innovación en este ámbito?
La innovación responsable y sostenible pasa por vincular la gestión empresarial y los productos y servicios con los nuevos retos sociales y ambientales hacia ciudades sostenibles, economía circular y “descarbonizada”, energías renovables, accesibilidad o transparencia.

También pasa por tangibilizar el retorno de las acciones de RSE. Tenemos que partir de la idea de que la responsabilidad social debe integrarse y alinearse con la estrategia de negocio y por eso es tan importante evaluar, medir, controlar y comparar el impacto.

¿Cómo se puede trabajar en mejorar la transparencia empresarial?
Existen dos vías para el fomento de la transparencia dentro de las empresas. Por una parte la que han impulsado empresas líderes que han hecho de la transparencia de aspectos no financieros un requisito indispensable en el desarrollo de su actividad, integrando programas de compliance, ofreciendo información pública del ejercicio de su negocio o haciendo también público su sistema de retribución. En definitiva, identificando riesgos para su comportamiento ético con la sociedad, pero también para su propio modelo de negocio y actuando en consecuencia de forma pro activa. También avanza una vía normativa para las empresas que no se han ido adaptando, que determina una legislación exigente en términos de transparencia; no sólo en los aspectos financieros, sino también en los extra financieros como así pretende la Directiva Europea sobre la divulgación de información no financiera.

Ambas vías son perfectamente compatibles. Como hemos podido ver, al final los comportamientos poco responsables son, de forma clara, poco compatibles con un modelo de negocio sostenible a largo plazo.

 

¿De qué forma las compañías deben integrar en sus estrategias los Objetivos de Desarrollo Sostenible?
Los Objetivos de Desarrollo Sostenible establecen un marco de actuación que conecta la estrategia de las empresas con las prioridades sociales y ambientales globales como el cambio climático, la transparencia o la reducción de la desigualdad.

Existe una gran opor tunidad para las empresas de alinearse con los ODS como camino para desarrollar nuevos productos y servicios, ser más eficientes, incrementar su legitimidad social y minimizar su exposición a los riesgos reputacionales. Nos encontramos en el momento decisivo en el que sólo las empresas responsables y con una apuesta decidida por el desarrollo sostenible sobrevivirán. Una gestión socialmente responsable es la única opción para tener éxito en el largo plazo.

¿Cómo las empresas pueden ayudar en la lucha contra el Cambio Climático?
Las empresas juegan un rol fundamental en este ámbito, como se ha puesto de manifiesto tras la Conferencia Internacional sobre Cambio Climático. El Acuerdo de París, jurídicamente vinculante, insta en su artículo 6 al mundo empresarial a involucrarse en la aplicación y consecución del objetivo nacional presentado por cada país, promoviendo una mayor ambición en sus medidas de mitigación y adaptación y el desarrollo sostenible. Los gobiernos de los países han lanzado, de esta manera, una llamada a la acción para las empresas e inversores que jugarán un papel crítico en su desarrollo.

Sin duda, la innovación por parte de las empresas y el compromiso de éstas con el objetivo de reducir las emisiones, compensarlas, desarrollar energías limpias, y favorecer la creación de una economía que sea respetuosa con el medio ambiente, es clave para lograr el objetivo de frenar el cambio climático.

¿Qué valoración hace de la segunda fase de la Enterprise 2020?
31.000 empleos creados, más de 440.000 personas beneficiadas, cerca de 80 millones de euros invertidos y más de 380.000 horas de formación aportadas son algunos de los resultados más relevantes que se han obtenido, un alto impacto que pone de manifiesto la importancia de formar parte de esta plataforma. La reciente firma del Pact for Youth entre la Comisión europea y CSR Europe será la nueva etapa en 2016 trabajando la empleabilidad y el acceso a puestos de trabajo.

Casi 1.400 empleados de 54 empresas participaron en la quinta edición del Give & Gain Day. ¿Es una muestra de la creciente involucración de la sociedad en el voluntariado corporativo de las compañías?
El voluntariado corporativo no sólo es una vía para el desarrollo del compromiso ético de las empresas con la sociedad y el entorno en el que operan, también es una forma de lograr la identificación de los trabajadores con la empresa, la creación de vínculos entre los propios trabajadores y el fomento del orgullo de pertenencia. Los trabajadores son la clave del éxito empresarial, son el primer prescriptor de la compañía. Conseguir que se involucren en acciones sociales y que colaboren con organizaciones para fomentar una mejor sociedad y un mejor futuro es lograr que se sientan orgullosos de trabajar para una empresa con valores.

El voluntariado corporativo genera un impacto más estratégico puesto que permite poner los conocimientos y recursos de la empresa al servicio de las necesidades sociales que tienen las ONG.

El Give & Gain Day, como Semana Internacional del Voluntariado Corporativo que se celebrará del 17 al 24 de mayo en 2016, manifiesta este compromiso y da visibilidad a las empresas que de forma continuada ponen el tiempo de sus empleados y los recursos económicos al servicio de la sociedad y el entorno.

¿Qué retos en materia de RSE tienen que abordar las empresas?
Hasta ahora hemos logrado un compromiso, el reconocimiento de la importancia de la responsabilidad social por todos los actores que se ven involucrados en ella. Ahora es el tiempo de mantener, afianzar y dar respuesta a estos compromisos. 2016 debe ser el año de la acción. Veremos en nuestro país la ratificación del Acuerdo de París sobre cambio climático, la trasposición de la Directiva europea de divulgación de la información no financiera y de la Directiva europea de contratación pública. Estos desafíos unidos al desempleo, la desigualdad,
la escasez de recursos o la lucha contra la corrupción seguirán siendo retos acuciantes a corto plazo para las empresas, y la RSE se perfila como una herramienta clave para afrontarlos.

Forética lanza el Clúster de Cambio Climático

Como único representante en España del World Business Council for Sustainable Development, Forética ha lanzado el Clúster de Cambio Climático que reúne a más de 30 empresas con el objetivo de servir de punto de encuentro empresarial en liderazgo, conocimiento, intercambio y diálogo en esta materia.

A través del Clúster de Cambio Climático se trasladarán al contexto español las principales tendencias y conversaciones a nivel mundial en materia de cambio climático desde la perspectiva empresarial, se contribuirá a la generación de conocimiento, se colaborará con las administraciones públicas y líderes de opinión y se desarrollará una posición de liderazgo como punto de referencia español en materia de cambio climático.

 

Enlace a la noticia del portal compromisoRSE!